Odontología Responsable
Header

Escrito por Alejandro Gamboa

De: http://www.ehowenespanol.com/10-consejos-cuidar-tus-dientes-galeria_439965/

  • Introducción

    Dientes y encías saludables pueden hacer la diferencia cuando la sonrisa se hace presente en las actividades de la vida diaria. Y no sólo deben mostrarse limpios, sino que además denotarán el cuidado personal que se procura. La estética dental no es sólo verse bien, sino también una expresión de la salud general de las personas.

tips para cuidar tus dientes

  • 1. La higiene bucal

    Los dientes deben estar libres de los restos de los alimentos y las encías deben tener un color rosado, éstas no deben doler ni sangrar cuando se usa el hilo dental o durante el cepillado. El aliento debe tener un aroma agradable, síntoma de que se ha mantenido una adecuada higiene bucal.

  • La prevención reduce costos elevados posteriores.
  • La prevención bucal es vital cuando se desea evitar gastos costosos para combatir diversas infecciones que surgen por la falta de higiene. El uso diario del cepillo, hilo dental y enjuague, pueden hacer la diferencia para portar una bella dentadura y encías saludables, libre de infecciones que provoquen dolor y sangrados
  •  
    • El cepillo y su uso

      El cepillado dental es muy importante y su uso se aprende regularmente desde la infancia, como parte de aquellos hábitos para la vida. En el mercado existe una amplia variedad de presentaciones y formas. Es recomendable el uso de cepillos con cabezas reducidas para poder llegar a lugares de difícil acceso. Lo mejor es aplicar movimientos cortos y suaves durante el cepillado, el cual deberá durar alrededor de dos minutos.

    • El adecuado uso del hilo dental

      En el mercado existen diversas modalidades de hilo dental, los hay encerados o sin cera y de costos diferentes. Se recomienda su utilización cotidiana para mantener limpios los dientes en aquellas partes donde el cepillo no puede llegar. Hay que cortar un tramo suficiente para enrollar en el dedo anular, dejando 3 a 5 cm listos para utilizar en la limpieza. Tensar el hilo entre el dedo pulgar e índice, deslizar entre los dientes de arriba y abajo. Habrá que hacerlo de forma delicada, procurando no dañar el tejido gingival.

    • El uso de enjuague bucal

      El enjuague bucal es una solución que se utiliza después del cepillado de dientes para poder eliminar bacterias y microorganismos. Lo mejor es iniciar el proceso de limpieza con el cepillado, después aplicar el hilo dental, enjuagar con la solución bucal por 30 segundos y escupirla. Los enjuagues sin alcohol son los más recomendables y es preferible utilizarlos dos veces por día, en la mañana y por la noche.

    • El flúor para los dientes

      El deterioro dental se puede prevenir con el uso de flúor, el cual fortalece el esmalte dental. Se ha demostrado que su uso en la pasta dental es efectivo para ayudar a los dientes a mantenerse sanos. Además, el aliento se volverá refrescante y se pueden encontrar muchas presentaciones. Sin embargo, se deberá evitar tragar esta sustancia ya que produce algunas nocivas consecuencias, principalmente en los niños menores de 6 años.

    • El cepillo no se comparte

      El cepillo puede guardar algunos gérmenes, por lo que no es bueno compartirlo con nadie, ya que es probable adquirir alguna enfermedad, incluso de tipo viral. Luego de enjuagarlo con agua abundante hay que guardarlo en posición vertical, evitando el contacto con otros cepillos. El agua corriente es suficiente en el lavado de este instrumento bucal, por lo que hay que evitar lavarlo con desinfectantes.

    • La dieta también tiene que ver

      Los dientes son delicados, especialmente a los alimentos muy azucarados o ácidos. Evitar la comida chatarra, los dulces o golosinas y refrescos, es parte del cuidado de los dientes. Las sodas o refrescos, por la acidez, son especialmente dañinos cuando se consumen en exceso. La erosión o putrefacción dental, son parte de los efectos nocivos.

    • La gingivitis

      La mala higiene bucal, nutrición pobre, tabaco, envejecimiento, los cambios hormonales o algunosmedicamentos, son algunos factores que pueden provocar la gingivitis: encías sangrantes e inflamadas, acompañadas de mal aliento. Parte de la solución comienza con una limpieza constante con un cepillo suave o medio, aplicando una presión suave en la base de los dientes. El dentista suele proveer la solución, sin embargo, la combinación de una pequeña dosis de agua oxigenada mezclada con agua natural y una pizca de bicarbonato de sodio como enjuague, puede ayudar a paliar el problema.

    • Tips concretos para la salud bucal

      En concreto, seguir los siguientes tips será suficiente para mantener por mucho tiempo, o toda la vida, una dentadura sana y bella. Hay que cepillarse los dientes todos los días utilizando una pasta dental que contenga fluoruro, limpiar la dentadura con hilo dental, limitar los alimentos azucarados entre comidas, además de evitar el chicle o el tabaco. Es parte de los buenos hábitos que servirán toda la vida, sin olvidar las visitas regulares al dentista.

Fotos tomadas de:
1. Photodisc/Photodisc/Getty Images
2. Digital Vision./Digital Vision/Getty Images
3. Jupiterimages/Pixland/Getty Images
4. Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images
5. George Doyle/Stockbyte/Getty Images
6. BananaStock/BananaStock/Getty Images
7. Digital Vision./Photodisc/Getty Images
8. Creatas Images/Creatas/Getty Images
9. Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
10. Photos.com/Photos.com/Getty Images
11. Digital Vision./Photodisc/Getty Images

 

Beneficios de la Ortodoncia

August 12th, 2014 | Posted by administrador in Uncategorized - (0 Comments)

Cuales son los beneficios de un tratamiento de ortodoncia?

La mayoria de los pacientes solamente busca en mejorar la estetica.   Pero una mejor sonriza trae otros mas importantes beneficios.

La ortodoncia juega un importante papel en mejorar la salud general de tu boca, obteniendo además de una relación armoniosa entre los dientes y la cara, una sonrisa bonita y saludable, que realza la autoestima, lo que efectivamente desde el punto de vista psicológico mejora la calidad de vida.

Además una dentadura bien alineada es más fácil de cepillar y por consiguiente puede reducir la aparición de caries y de enfermedades propias de las encías.

Debido a las condiciones inherentes a cada individuo y a las limitaciones que pudiera interponer la naturaleza, no siempre son posibles todos los beneficios específicos en todos los pacientes.

El factor desconocido en toda corrección con ortodoncia u ortopedia maxilar es: “la reacción del paciente al tratamiento”. La mayoría de las personas que han recibido tratamiento apropiado por parte de un especialista en ortodoncia piensa que valió la pena el esfuerzo. Si sigues al pie de la letra las indicaciones del ortodoncista el tiempo de tratamiento puede acortarse, al final del mismo tendrás dientes sanos y una sonrisa de la que te sentirás orgulloso por el resto de tu vida.

Tips a seguir durante el tratamiento de ortodoncia

La adaptación a los aparatos de ortodoncia y ortopedia es más rápida de lo que muchos suponen, luego de los primeros días de adaptación no habrá realmente mucha diferencia en la rutina diaria, solo algunas restricciones lógicas, pero utilizando los protectores adecuados podrás practicar cualquier deporte, tocar cualquier instrumento musical y comer casi de todo pero con la debida precaución.

Ocasionalmente puede soltarse alguna ligadura o un alambre lastimando los carrillos, los labios o la lengua, si esto sucede llévelo cuidadosamente a su lugar, para esto puede auxiliarse con un palillo o mondadientes, una paleta de helados o la goma de borrar de un lápiz, y notificar a la brevedad posible al ortodoncista.
Los alimentos pegajosos como chicles, caramelos masticables etc. Pueden aflojar o desalojar los aparatos, por lo que debe evitarse su consumo mientras dura el tratamiento.
No deben ser llevados a la boca objetos extraños como lápices, uñas, ganchos para el pelo, palillos o mondadientes, etc.  Ya que pueden dañar los aparatos.
Recuerda al salir llevar un cepillo portátil o de viajero en tu cartera o bolsillo y tu crema dental con fluor, y si vas de viaje o de vacaciones no olvides los elásticos, los aparatos removibles o los retenedores, sea cualquiera de ellos los que estés usando.

Los aparatos removibles se pierden y se fracturan fácilmente si los colocas en servilletas o en los bolsillos, ten siempre a la mano un estuche, cajita o jabonera para guardarlos mientras no los usas.
Los aparatos removibles deberán ser lavados con frecuencia con agua y jabón, nunca deben hervirse ni someterlos al calor porque pierden su forma.

 

tomado de: http://www.magicortodoncia.com/beneficios_de_la_ortodoncia.html

¿Cuál es la mejor manera de cuidar mis dientes siendo adulto?

La clave para mantener una sonrisa brillante y saludable durante toda la vida adulta es practicar una correcta higiene bucal. Los adultos también padecen caries y enfermedades de las encías que pueden convertirse en problemas serios. Por eso es importante que en la vida adulta, usted respete estas sugerencias:

  • Cepíllese los dientes dos veces al día con una pasta de dientes con flúor para eliminar la placa bacteriana (que es una película pegajosa que se adhiere a los dientes y que es la causa principal del deterioro de los dientes y encías).
  • Utilice hilo dental diariamente para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía evitando que se endurezca y se convierta en sarro. Una vez que el sarro se ha formado, sólo se elimina mediante la limpieza profesional.
  • Use enjuague bucal antes o después de cepillarse los dientes.
  • Limite el consumo de almidones y azúcares, especialmente los alimentos pegajosos. Cuanto mayor es la frecuencia con que ingiere alimentos entre comidas, más oportunidades tienen los ácidos de la placa de atacar su esmalte dental.
  • Visite al dentista periódicamente para que le realice exámenes periódicos y limpiezas profesionales.

¿Qué temas dentales especiales debo conocer como adulto?
Aún cuando se cepille los dientes y use hilo dental periódicamente, probablemente deba enfrentar ciertos problemas de salud bucal en la vida adulta. Afortunadamente, el dentista puede ayudarle a prevenir y sanar la mayoría de estas situaciones satisfactoriamente.

  • La enfermedad de las encías comienza como gingivitis, que en su etapa inicial todavía es reversible. Los síntomas de la gingivitis son encías enrojecidas, inflamadas o muy sensibles, que tienden a sangrar durante el cepillado o espontáneamente. Si observa alguno de estos síntomas, consulte a su dentista antes de que los problemas sean más serios. La enfermedad, en sus etapas más avanzadas, puede provocar la pérdida de los dientes.
  • La salud de las encías también afecta su estado general de salud. Estudios recientes han demostrado una posible relación entre la periodontitis (una enfermedad de los tejidos que fijan el diente al hueso ) y otras enfermedades, como la diabetes y las afecciones cardíacas; y un posible vínculo con los nacimientos prematuros. Para prevenir la aparición de la enfermedad de las encías, cepíllese los dientes por lo menos dos veces al día, utilice hilo dental diariamente y programe limpiezas profesionales cada seis meses.
  • Las cavidades alrededor de obturaciones existentes (denominadas caries recurrentes) y las caries en las superficies radiculares de los dientes son más comunes con el avance de la edad. Por lo tanto, es importante cepillarse con una pasta de dientes con fluoruro, usar enjuague bucal antes o después del cepillado, así como el uso del hilo dental diariamente y visitar al dentista con regularidad.

La sensibilidad puede agravarse a medida que envejecemos. Las encías se retraen naturalmente con el tiempo, exponiendo zonas del diente que no están protegidas por el esmalte. Esas zonas son particularmente propensas al dolor ante los alimentos o bebidas frías y calientes. En casos severos, puede presentarse sensibilidad al aire frío, bebidas y alimentos ácidos y dulces. Si experimenta sensibilidad, pruebe una crema dental para dientes sensibles. Si el problema persiste, consulte a su dentista, ya que la sensibilidad puede indicar un trastorno más serio, como una caries o un diente fisurado o fracturado.

Las coronas se utilizan para reforzar los dientes dañados. Una corona cubre o “enfunda” completamente el diente dañado. Además, se utiliza para mejorar su aspecto, forma o alineación. Los implantes y los puentes se utilizan para reemplazar dientes faltantes. Los implantes dentales reemplazan uno o más dientes, o bien se utilizan para sujetar prótesis dentales completas o parciales. Consulte a su dentista para saber si los implantes son adecuados para usted. Los puentes se suelen utilizar para reemplazar uno o más dientes faltantes, sirven para cubrir el espacio existente. Los puentes se cementan a los dientes naturales o a los implantes que rodean el espacio vacío.

¿Cómo puedo ayudar a que mis dientes sean más blancos?
La limpieza profunda realizada por un dentista o higienista eliminará la mayoría de las manchas externas causadas por los alimentos y el tabaco. El uso de una pasta de dientes blanqueadora también puede ayudar a eliminar esas manchas superficiales. Si han estado presentes durante muchos años, es posible que deba acudir a un dentista para que le realice un blanqueamiento profesional y elimine las manchas más rebeldes.

Las manchas internas pueden blanquearse, cementarse o taparse con una corona. Si bien cada uno de estos métodos es seguro y eficaz, su dentista recomendará el tratamiento apropiado para usted según el estado de sus dientes y los resultados que desee obtener.

¿Qué efecto tiene la dieta sobre mi salud bucal?
Es necesaria una alimentación adecuada porque de no existir puede si dejar afectar en gran medida el estado general de salud y el estado de salud necesario para mantener dientes y encías saludables. Una dieta equilibrada proporciona a los tejidos gingivales y a los dientes, los nutrientes y minerales que necesitan para mantenerse fuertes y resistir a las infecciones que contribuyen a la enfermedad de las encías. Además, los alimentos fibrosos como las frutas y los vegetales, ayudan a limpiar los dientes y los tejidos. Los alimentos blandos y pegajosos en cambio, tienden a permanecer en las fosas de los morales y entre los dientes, produciendo más placa.

Cada vez que consume alimentos y bebidas que contienen azúcares o almidones, las bacterias de la placa producen ácidos que atacan los dientes durante 20 minutos o más. Para reducir el daño al esmalte dental, limite la cantidad de veces al día que ingiere alimentos. Cuando consuma alimentes, elija aquellos que sean nutritivos, como queso, vegetales crudos, yogurt común o frutas.

 

Tomado de: http://www.colgate.com.ve/app/CP/VE/OC/Information/Articles/Oral-and-Dental-Health-at-Any-Age/Adults/Adult-Maintenance-and-Care/article/How-do-I-Care-for-my-Teeth-as-an-Adult.cvsp

Una sonrisa que deslumbre a todo el mundo es lo que todos quisiéramos tener, pero para lograr una buena estética en nuestra sonrisa no solo basta con mantener las piezas dentales blancas, sino también que se encuentren bien alineadas. Gracias a la ortodoncia podemos corregir la posición de los dientes, pero los frenos pueden resultar molestos, dolorosos y difíciles de cuidar y limpiar al principio. Sin embargo a medida que pasa el tiempo quien los posee se va acostumbrando y el mantenimiento de éstos también resulta mucho más fácil.

En unComo.com te enseñamos cómo cepillar los dientes con brackets para que mantengas una higiene bucal correcta.

Instrucciones

Importante: Una dentadura con brackets necesita ser higienizada luego de cada comida que se realice. Las bacterias y los restos de alimentos se acumulan en los aparatos de ortodoncia fácilmente, por eso es necesario eliminarlos completamente de allí, para evitar enfermedades bucales como las caries y la halitosis.

Realiza varios enjuagues con agua tibia y dos cucharadas de bicarbonato de sodio, esto logrará eliminar las bacterias de la cavidad bucal y de los frenos.

Con un cepillo de cerdas blandas y un poco de pasta dental cepilla la parte que se encuentra entre los brackets y la encía y luego la parte de abajo del aparato, siempre suavemente y con movimientos circulares. Repite el proceso con piezas dentales inferiores.

Cepilla los brackets con un movimiento suave que se dirija de arriba hacia abajo. (Para esto sostén el cepillo de manera vertical). Hazlo aproximadamente 10 veces por cada uno de ellos.

Coloca el cepillo de forma horizontal y cepilla los brackets suavemente.

Cepilla la cara interna de todos los dientes y la parte superior de las muelas.

Utiliza un cepillo interdental para limpiar correctamente los laterales de los aparatos de ortodoncia y los alambres.

No olvides utilizar el hilo dental entre los dientes y pasarlo también por el alambre de los brackets.

Al terminar utiliza enjuague bucal de menta para mantener la boca fresca y con buen aliento.

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo cepillar los dientes con brackets, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Salud dental.

Sigue leyendo: http://salud.uncomo.com/articulo/como-cepillar-los-dientes-con-brackets-18685.html#ixzz34q0COJGK

Corrige los huesos y los dientes que están mal colocados o alineados

Tener una sonrisa bonita es algo que se puede conseguir gracias a la odontología. La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se encarga de la corrección de las mal oclusiones dentales y/o esqueléticas. Es decir, la especialidad que corrige los huesos y los dientes que están mal colocados o situados, haciendo que los dientes se queden más alineados y bonitos. Sus resultados son más efectivos durante la etapa infantil, ya que durante el desarrollo es más fácil corregir los defectos óseos y las malposiciones dentales para lucir en la etapa adulta unos bonitos dientes alineados.

Aparatos de ortodoncia recomendados para los niños

¿Cuándo y en qué circunstancias debemos llevar a los niños a un especialista en ortodoncia?
Sería aconsejable que la primera revisión por un ortodoncista se realizara alrededor de los 7-8 años, ya que es el momento en que ha erupcionado el grupo de incisivos superiores e inferiores definitivos, y el crecimiento óseo es importante, cosa que nos permite diagnosticar si hay algún problema susceptible de corregirlo de forma precoz. Si el recambio dental y la oclusión son correctos iremos haciendo revisiones anuales para controlar la correcta erupción dental. Igualmente es aconsejable llevar al niño al odontopediatra (especialista en Odontología Infantil) a partir de los 3 años, por norma una vez al año. Y será éste quien avise a los padres si es necesaria una visita al ortodoncista antes de lo habitual, debido a la presencia de algún problema de mal oclusión esquelética, ya que hay casos en que es importante empezar a corregir el problema óseo antes de que comiencen a aparecer los primeros dientes definitivos.

¿Qué tipo de aparatos existen actualmente?
A rasgos generales existen 2 tipos de aparatos:

Removibles (de quitar y poner). Son aparatos de acrílico, que por medio de unos ganchitos metálicos se aguantan en los molares. Nos sirven para corregir defectos óseos aprovechando el crecimiento, como el problema de paladar ojival (estrecho), que provoca una mordida cruzada posterior. Estos aparatos no son útiles en adultos. Su uso condiciona los resultados del tratamiento. Cuantas más horas se lleva puesto, más rápida y evidente será la corrección. Necesitan un mínimo de horas de utilización, es decir, es preciso llevarlo puesto toda la noche y unas 4-6 horas durante el día.

Fijos. Nos referimos a los brackets, aparatos que van cementados a cada diente; pero también hay otro tipo de aparatos fijos complementarios no necesarios en todos los casos. Con los brackets controlamos la posición exacta de cada diente, lo que nos sirve para conseguir una oclusión perfecta. Podemos elegir el tipo de material: metálicos o de porcelana, estos últimos cada vez más utilizados por un tema de estética.

¿Cuánto puede costar un tratamiento: el más sencillo y el más difícil?
Por norma, un tratamiento de ortodoncia removible suele costar unos 1.500 euros y uno de ortodoncia fija unos 2.800 euros. Muchas veces, hacer el tratamiento previo de ortodoncia removible, si es necesario, nos puede evitar la necesidad de aparatos fijos o reducir el tiempo de tratamiento de éstos, con lo que el presupuesto también se reduce.

¿A partir de qué edad el niño podrá utilizar aparatos para los dientes?
El tratamiento con aparatos removibles se puede iniciar hacia los 7 años. Los niños a esta edad son conscientes de su utilidad y podemos recurrir a su colaboración. El tratamiento con aparatos fijos lo retrasamos hasta el recambio de todos los dientes temporales y la correspondiente erupción de los definitivos porque, como ya hemos comentado, se encargan de posicionar correctamente cada uno de los dientes para conseguir una oclusión perfecta.

¿Qué cuidados debe tener un niño que ya usa aparato?
En el caso de utilización de aparatos, se deben extremar las medidas de higiene. Principalmente, en aparatos fijos ya que la retención de restos de comida y placa es mucho mayor, por eso se aconseja el cepillado siempre después de comer. Con los aparatos removibles aconsejamos cepillado antes de colocarlo y cuando lo retiramos. Igualmente conservaremos limpio el aparato cepillándolo con agua y jabón neutro.

Entrevista concedida por:
Raquel Agudo, ortodoncista. Clínicas Vital Dent (Gavá)

 

Dicen que la sonrisa es una carta de presentación, ¡y es cierto! Si quieres que la tuya sea brillante y luminosa, el primer paso es cuidar al máximo tus dientes. Y eso, además de las imprescindibles visitas periódicas al dentista para prevenir problemas mayores o solucionar los que ya existen, implica desterrar algunos malos hábitos de tu rutina diaria.  ¿Sabes cuáles son?

La primera vez que Francisco visitó a su dentista,  a éste le llevó un segundo darse cuenta de los estragos que el cigarrillo había hecho no solamente en los dientes sino en las encías de su paciente. Además de realizar los empastes que Francisco necesitaba, tuvo que referirlo a un especialista (o periodoncista)  para tratar la periodontitis (o piorrea) avanzada que estaba amenazando seriamente sus encías y su dentadura. El fumar definitivamente es uno de los peores hábitos que perjudica a todo el organismo, no sólo a la salud de tu boca. Pero hay muchos más que debes evitar.

Aunque hay pocas cosas más difíciles que cambiar de hábitos, debes proponerte modificar estas malas costumbres que estropean tus dientes:

• Fumar. La nicotina oscurece el esmalte y mancha los dientes. Puede provocar además enfermedades en las encías, que a su vez aflojan los dientes. Y si no te parece suficiente, también da mal aliento, afecta las papilas gustativas… y puede causar cáncer en la boca, los labios y la lengua. Si hay un sólo hábito de esta lista que debes cambiar urgentemente, es éste. Tu boca y todo tu cuerpo obtendrán beneficios inmediatos.

• Usar los dientes como herramienta. Si acostumbras destapar las botellas de refresco con los dientes, éstos pueden fracturarse y desgastarse. También se dañan si los usas para abrir los frascos de las medicinas y los envases de cartón o de papel.

• Cortar el hilo con los dientes. Aunque te parezca más fácil, ¡no lo hagas! Ten a mano las tijeras cuando te sientes a coser. Cortar el hilo con los dientes los desgasta.

• Rechinar los dientes o apretarlos en exceso (bruxismo). Desgasta la superficie de los dientes y hasta puede aflojarlos. También afecta la articulación de la mandíbula.  Consulta con tu dentista. Es posible que necesites incluso dormir con un protector especial (férula o guarda oclusal) para que no lo hagas inconscientemente mientras duermes.

• Morderse las uñas. Además de no ser higiénico y hacer que tus dedos, de hecho, tus manos se vean feas, este hábito aumenta las posibilidades de que padezcas de bruxismo.

• Chupar pastillas para la tos. Aparte de su valor medicinal, es más o menos como chupar caramelos, porque los dos están llenos de azúcar. En ambos casos, asegúrate de cepillarte bien los dientes después de chuparlos.

• Comer gomitas dulces. Además de tener el problema anterior, las gomitas se pegan a los dientes, y el azúcar (y los ácidos que produce) permanecen  en contacto con ellos por horas, causando daños en el esmalte de los dientes.

• Tomar café. Su color y su acidez pueden manchar los dientes o ponerlos amarillos.  De nuevo, cepilla bien los dientes a menudo para evitar que se manche y se deteriore el esmalte.

• Beber vino. Tanto el vino tinto como el vino blanco contienen ácidos que deterioran el esmalte de los dientes, haciéndolos más vulnerables a las manchas. El vino tinto contiene además un pigmento que mancha los dientes. Para reducir el efecto dañino del vino, debes enjuagar la boca con agua después de beberlo o cepillarte los dientes con pasta blanqueadora.

• Beber refrescos (gaseosas, sodas). No sólo los caramelos y los dulces están llenos de azúcar. También los refrescos tienen una buena cantidad, sin contar los ácidos que contienen, y que afectan el esmalte de los dientes (estos ácidos, por cierto, también están en los refrescos de dieta que no contienen azúcar, pero sí endulcorantes o endulzantes artificiales).

• Masticar hielo. Sí, se trata sólo de agua congelada, refrescante, sin azúcar… ¡pero es duro! Masticarlo puede fracturar los dientes o producirles rajaduras.

• Comer papitas fritas de paquete. El almidón que contienen se convierte en ácido, y este ácido puede atacar los dientes hasta por 20 minutos. Si las comes, trata de lavarte los dientes y usar hilo dental lo antes posible.

• Comer muchos bocadillos (snacks) entre comidas. Estos alimentos producen menos saliva que una comida, y sus restos se quedan en los dientes por horas. Trata de reducir la frecuencia, y elige bocadillos bajos en azúcar y almidón, como bastoncitos de zanahoria.

• Morder los lápices. ¿Sueles morder los lápices cuando estás concentrado(a), estudiando o trabajando? Deja de hacerlo. Es igual que masticar hielo: puede fracturarte los dientes.

• Cepillarte los dientes con mucha fuerza o con un cepillo de cerdas duras.Puede producir retracción de las encías y exceso de sensibilidad en ellas.

• Cepillarte los dientes con movimientos horizontales. Desgasta el esmalte de los dientes. Lo correcto es cepillarlos con movimientos circulares.

¿Cuántos de estos malos hábitos practicas tú? Aunque no puedas eliminarlos todos de una vez, empieza poco a poco, y de ser posible, empieza por dejar los más peligrosos primero, como el cigarrillo.   Además procura visitar al dentista regularmente para tus chequeos y tus limpiezas, y para descubrir a tiempo cualquier problema en tus dientes, y ponerle remedio. También es importante que mantengas una buena higiene bucal, cepillándote los dientes y usando hilo dental. Después de eso, ¡sonríe sin miedo! Seguro que causarás una buena impresión.

 

Para lucir una sonrisa limpia, bonita y saludable hace falta tener en cuenta ciertos hábitos que ayudan a mejorarla.

Uno de los aspectos que influyen en la imagen que proyectamos frente a los demás es la apariencia física, y la apariencia física depende, entre otras cosas, de la sonrisa.

Por este motivo, os informamos sobre 10 hábitos que ayudan a mejorar nuestra sonrisa, y por lo tanto a mejorar nuestra “carta de presentación”.

- Fumar provoca que el esmalte se oscurezca y que los dientes se manchen, además de favorecer la aparición de enfermedades de las encías. Por lo que si eres fumador/a, deberías intentar dejar ese mal hábito o al menos reducir la cantidad de cigarrillos.

- El café también favorece la aparición de manchas en nuestras piezas dentarias.

- El vino, al igual que el café, también provoca manchas en las dientes, añadiendo a esto que puede llegar a provocar desgaste en la superficie de estos. Por lo tanto, reducir en la medida de lo posible el consumo de café y vino será beneficioso para el estado de tu sonrisa.

- Rechinar los dientes es una costumbre involuntaria que desgasta la superficie de estos e incluso puede conllevar pérdidas de algunas piezas. Por lo que si padeces de bruxismo, es recomendable tratarlo haciendo uso de un férula dental que protege los dientes y las encías durante la noche.

- Los alimentos con alto contenido en azúcar; caramelos, dulces, refrescos…  Son muy perjudiciales para los dientes ya que favorecen la aparición de caries además de afectar al esmalte. Las patatas fritas de bolsa, por su alto contenido en almidón que se convierte en ácido, también perjudican gravemente a nuestros dientes. Por lo tanto, un consumo reducido de este tipo de alimentos ayudará a mejorar la sonrisa.

Evita morderte las uñas o morder lápices o bolígrafos, pues esto provoca daños en los dientes tales como pequeñas roturas difíciles de reparar y afecta también a la articulación de la mandíbula.

Tampoco uses tus dientes como herramienta para fines a los que no están destinados (abrir botes, romper cosas…) ya que esto los desgasta fuertemente y puede provocar fracturas en ellos.

Mantener una buena higiene bucodental, cepillándote los dientes las veces recomendadas al día (tres veces o después de cada comida) y haciéndolo de manera correcta  (para más info leer este post: ¿Cómo mantener una higiene bucal?) es uno de los hábitos más importantes para lucir una sonrisa bonita y sana.

- Los piercings perjudican a los dientes, las encías y la lengua, y el material del que están hechos puede provocar infecciones o enfermedades de las encías, por lo que lo más saludable es que no lleves piercings y perforaciones en la zona bucal.

- Y finalmente, el último hábito a tener en cuenta para mejorar tu sonrisa es acudir al dentista y al ortodoncista  de manera periódica para revisar el estado de tus dientes.

Si sigues estos 10 consejos y los tomas como costumbre, lograrás presumir de sonrisa allá a dónde vayas.

 

Fuente: http://www.mujerdeelite.com/articulos/2850/los-10-vicios-que-danan-tus-dientes

Hay cócteles para todos los gustos, de todos los sabores, y de todos los colores. Los más fuertes y secos con alto contenido de alcohol, dejan un regusto en la boca un tanto ácido y no del todo agradable al olfato. Los más frutales que contienen ingredientes como especias, hierbas y cítricos, son una fuente de frescura tanto al paladar como a la nariz. Aquí va nuestra recomendación.

El Mojito, cóctel conocido en el mundo entero por cómo entra, por su suavidad y su inconfundible aroma a menta fresca que provienen de las hojas naturales de hierbabuena que se machacan y se incluyen como adorno por encima del trago. Si después de darte el mojito pruebas a comerte un par de hojas de hierbabuena la sensación es de frescura total en la boca, con lo que conseguirás un aliento muy clásico y agradable.

Uno de los cócteles más famosos de la televisión es el Cosmopolitan. Compuesto por zumo de arándanos, vodka y Cointreau, resulta muy liviano y refrescante a la vez que deja marcado en el paladar su inconfundible sabor amargo e intenso de la cáscara de naranja que se atomiza sobre la copa minutos antes de ser servida. Deja un aliento exótico, oriental y muy sofisticado.

La moda del Gintonic no queda excluida de nuestro catalogo, dado que hoy en día las ginebras en sí mismas son una especie de coctel al contener en algunos casos más de 10 especias diferentes. Tomarse un Gintonic de estos es como echarse a la garganta un frasco de perfume. Algunas de las marcas como Hendricks han agregado a la mezcla rodajas de pepino y pétalos de rosa, consiguiendo un bouqet refinado y el pedido que desde luego se traslada al aliento.
En los Gintonic, el premio al aroma se lo lleva sin duda la marca G´Vine gracias a el proceso que le da el tratamiento con la irresistible fragancia de la flor de la uva.

Recomendacion, mejor tu aliento pero no pierdas el sentido, si vas a beber hazlo con moderacion y responsabilidad.

Cómo cuidar mis dientes

March 5th, 2014 | Posted by administrador in Uncategorized - (0 Comments)

La salud dental es un aspecto que influye de forma importante en nuestro bienestar general. Y aunque algunos puedan creer que es solo un tema estético, tener unos dientes y una boca sana trae muchos beneficios a nuestra salud. Pero ¿sabes cómo cuidar tus dientes?, si crees que el cepillado es la única medida a tomar en cuenta para mantener tus dientes sanos, en unComo.com te explicamos todos los aspectos que debes considerar en tu higiene dental.

Sigue leyendo: http://salud.uncomo.com/articulo/como-cuidar-mis-dientes-21059.html#ixzz2v6GWi09v

Instrucciones 

Desde pequeños nos enseñan que el cepillado es la mejor forma de cuidar nuestros dientes. Ciertamente cepillar tus dientes de forma adecuada es fundamental para mantenerlos saludables y evitar la formación de sarro o de caries.

Debes cepillar tus dientes después de cada comida, intentando no esperar mucho entre finalizar la comida y el aseo de los mismos, de esta forma evitarás la formación de bacterias causantes del mal aliento. Además previenes que algunos alimentos como el café o el té puedan manchar tus dientes.

Pero cuidar tus dientes no es reside únicamente en cepillarlos. El uso del hilo dental es fundamental, pues muchas veces pequeñas porciones de comida se quedan atrapadas entre nuestros dientes, aumentando la propensión a sufrir de caries. Por si fuera poco el cepillo dental no siempre es capaz del limpiar de manera efectiva entre nuestros dientes o debajo de las encías, un trabajo que solo el hilo dental puede hacer. Usarlo reduce también la posibilidad de sufrir de mal aliento al mejorar la higiene dental.

Es importante saber elegir muy bien el tipo de productos que usamos para cuidar nuestros dientes. Actualmente en el mercado puedes encontrar muchos tipos de pastas dentales y enjuagues bucales, sin embargo los enriquecidos con flúor son los mejores para cuidar tus dientes, ya que este mineral previene efectivamente la formación de caries protegiendo nuestra dentadura.

Lo que comes y bebes tiene sus efectos sobre tus dientes. El vino, especialmente el tinto, bebidas como el café, el té, los refrescos, los alimentos con colorantes y el tabaco van manchando progresivamente nuestros dientes haciendo que con el tiempo luzcan amarillos. Es importante que al consumir este tipo de alimentos cepilles enseguida tus dientes, así reduces las posibilidades de que sus ingredientes afecten tu esmalte dental.

Cuida tu alimentación y consume abundantes frutas y vegetales, que gracias a sus vitaminas y nutrientes te ayudarán a mantener tus dientes sanos. No abuses de los dulces, bollería y azúcar y si lo haces recuerda cepillar enseguida tus dientes, pues el azúcar es uno de los principales causantes de las caries.

Si quieres cuidar tus dientes no los expongas a lesiones innecesarias. Aunque nuestros dientes son duros también pueden partirse o lesionarse, especialmente si los usamos para abrir objetos o morder cosas extremamente duras (alambres, cáscaras de nueces, etc)

Aún siguiendo todas estas indicaciones, hay un aspecto fundamental para cuidar tus dientes que jamás te puedes pasar por alto: visitar a tu dentista de forma periódica. Al menos una vez al año debemos recibir una limpieza profunda y profesional para eliminar la placa que se ha acumulado y que no sale con el cepillado o el uso de hilo dental.

Además es importante someternos a una revisión para descartar la presencia de caries, gingivitis y otras lesiones bucales que pudieran afectarnos.

Siguiendo estos consejos estarás cuidando tus dientes para lucir una sonrisa hermosa y saludable.

Si deseas leer más artículos parecidos a cómo cuidar mis dientes , te recomendamos que entres en nuestra categoría de Enfermedades en nariz y boca.

 

 

Escrito por Mitch Reid | Traducido por Ana Laura Nafarrate

Muchos niños y adultos dicen tener miedo de sentarse en la silla del dentista; sin embargo, visitar al dentista cada 6 meses ayuda a mantener salud oral e higiene.

Limpieza

Durante una típica revisión dental, el dentista o su asistente limpiará tus dientes con herramientas especializadas como la rasqueta dental. Puede cubrir tus dientes con fluoruro, que es un mineral natural que fortalece tus dientes y combate la caries.

Caries

El dentista puede usar un examen de rayos x para buscar problemas dentales ocultos. Si el examen revela caries en tus dientes, tendrás que regresar al consultorio para más tratamiento. Los dentistas tratan la caries rellenándolas, con coronas o canales raíz.

Remisiones

Si el dentista descubre que tus muelas del juicio están brotando, te enviará para una cirugía oral o extracción. Si tus dientes no están alineados, te enviará con un ortodoncista para que te ponga brackets.

Beneficios

Mantener una salud oral adecuada ayuda a prevenir futuras enfermedades orales como la caries, placa y gingivitis, que pueden impedirte funciones básicas como degustar, masticar, deglutir y hablar. Si sientes dolor en los dientes, haz una cita con tu dentista.